Llámenos al: 800 288 8822

3 posibles esquemas para el departamento de compras de tu hospital

(24 de Febrero, 2019) - Los departamentos de un hospital tienen distintas necesidades de suministros, lo que incrementa la complejidad de requisiciones para el área de compras. Además, entre los principales clientes de este departamento se encuentra el cuerpo médico, el cual favorece algunas marcas sobre otras en muchas ocasiones, y la mayoría de las veces no responde ni al análisis de costos ni al desempeño del artículo o su accesibilidad, sino a agendas personales que terminan acarreando un costo extra al hospital. Si planteamos esta situación a escala cuando se trata de una cadena de hospitales, la problemática se agrava considerablemente.

Lo anterior pone en riesgo la gestión del presupuesto, atentando contra la estabilidad financiera de la institución. Los hospitales cuentan con varias opciones de esquemas para estructurar su proceso de abastecimiento y atacar este problema, entre las que se destacan:


Esquema de compras centralizadas

Cuando una cadena de hospitales establece un sistema de compras centralizadas en el corporativo, éste implementará un modelo de abastecimiento altamente regulado con distintos recursos destinados a cuidar la calidad y cumplir con los estándares requeridos por la operación y administración que la institución haya establecido.

Adicionalmente, el personal administrativo no tendrá que enfrentarse a la ardua tarea de negociar y estar al pendiente de las desviaciones de precio, y no tendrá que supervisar que los plazos de entrega de la cadena y abastecimientos sean cumplidos. Este esquema ofrece altos niveles de control de inventarios y múltiples beneficios económicos.


Esquema descentralizado

Con este esquema, el administrador de un hospital independiente tiene conocimiento puntual de los requerimientos de la institución, satisfaciendo inmediatamente sus necesidades a corto y largo plazo.

El principal motivo de la existencia de este esquema en una cadena de hospitales es que la administración de las distintas unidades no quiera ceder su toma de decisiones y su independencia, pues implica agregar una capa más de burocracia al proceso de compras cuando antes tenían libertad de surtir de manera inmediata sus necesidades. Su toma de decisiones, aunque rápida y sin burocracia, no es costo eficiente, ya que los datos generados de su proceso están usualmente desorganizados, dispersos en distintas localidades y no se encuentran actualizados y estandarizados, evitando que gocen de los beneficios que brindan las negociaciones por volumen.  


Esquema híbrido

Algunas compras brindan mayores beneficios si se centralizan al corporativo, y otras, por su naturaleza o ubicación, deben mantenerse a nivel local.

En el caso de los hospitales, quizá sea mejor mantener la compra de perecederos a nivel local para asegurar la calidad e integridad del alimento que va hacia el paciente. Sin embargo, cuando se trata de suministros de alta sensibilidad y riesgo como los medicamentos, los beneficios de mantenerlos centralizados para garantizar su control y asegurar su precio por negociación en volumen suele decantar a la administración hacia una operación centralizada.

Al no existir un esquema malo o bueno para cada hospital, es invaluable contar con un sistema que apoye con analytics y reportes que brinden visibilidad del desempeño de los proveedores, listados de precios que sirvan para realizar comparativos y un proceso sistematizado de requisición de suministros para asegurar la adecuada toma de decisiones y procesos de un hospital.

Si estás buscando una solución empresarial para sistematizar tu cadena de abastecimientos en cualquiera de estos esquemas, agenda una consulta con uno de nuestros asesores para que descubras cómo TCA Assist puede mejorar tu proceso de compras.